Para los altos, para los bajos, para el invierno y para el verano… las opciones de diseño en los cerramientos y cubiertas de piscinas son tan amplias como el grandes como el placer de ver tu pequeño oasis bajo la protección de un diseño exclusivo.

 

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir el diseño de una cubierta móvil?

Lo primero que tienes que tener claro es que no importan las dimensiones de tu piscina: siempre hay un diseño para ti. Las cubiertas móviles se adaptan a todo tipo de superficies permitiendo un cierre y una apertura suave y automática. 

Con solo darle a un botón, verás como tu piscina se cubre o se muestra, perfecto para ir alternando y variando tu espacio exterior según las inclemencias meteorológicas del momento.

Este tipo de cubiertas se pueden realizar de distintas formas: en plano inclinado, con forma de arco rebajado, arcos poligonales (tanto de 4 tramos como de 6 tramos), etc.

A la hora de escoger el diseño de la cubierta de tu piscina el experto barajará contigo las diferentes soluciones arquitectónicas que encajan con el espacio que tienes destinado para tu piscina. Aún así, cualquier idea que tenga el cliente se puede trabajar para que la satisfacción se alcance por ambas partes y la cubierta móvil sea la deseada.

Ejemplos de una cubierta móvil

Al evitar la vaporación del agua de tu piscina, tendrás acceso todo el año a una piscina protegida por una cubierta móvil con garantía ante todo tipo de influencias externas.

Ahorrarás agua y lucirás las mejores galas de tu piscina con algunos ejemplos como los que te mostramos a continuación.