Si eres de los afortunados que tiene un pequeño oasis en la parte de atrás de su casa, o simplemente conoces a algún amigo con piscina, o frecuentas las piscinas públicas y deportivas, sabrás que los peligros de no cubrir una piscina están a la orden del día.

No caigas en el error de pensar que tantos litros de agua son inofensivos y que saber nadar es la máxima garantía para estar seguro en tu piscina… cuando se acaba el calor y se alejan los bañistas, aparecen los incidentes y los peligros.

¡Cuidado, bebé a bordo!

Y no solamente bebés, los niños pequeños, especialmente los que están comenzando a dar sus primeros pasos en la vida, no tienen conciencia del miedo. Al revés, su ansia por explorar crece por día y ver un espacio enorme lleno de agua les llama la atención.

Instalar cubiertas para piscinas es dar un plus de seguridad a tus pequeños, pues los accidentes domésticos por caídas accidentales han aumentado en los últimos años, según fuentes hospitalarias. De hecho, cualquier mínimo descuido por parte de los padres puede desembocar en un final trágico, teniendo en cuenta la habilidad que tienen los niños para escabullirse y acercarse a estos peligros. Ante la duda, ya lo sabes, no te la juegues si tienes niños a bordo.

Protege a tus mascotas

Sí, por el contrario, no tienes niños a tu cargo pero sí has hecho hueco en tu casa para algún animal de compañía, como puede ser un perro, un gato, un conejo, etc., entonces protégelos. Los animales pasan gran parte del día solos, por lo que si tienes una alberca en el exterior, uno de los peligros de no cubrir una piscina es que puede ser foco de atención de la intrepidez de los animales.

No hagas peligrar tu bolsillo

Ya no solo por los accidentes domésticos que pueda acarrear una piscina al aire libre todo el invierno, sino también por el gasto que supone reponer el agua contaminada (o mantenerla sin contaminar). Piénsalo, nada más dejes de echarle cloro, el agua se tornará verde, síntoma de las colonias de microorganismos que florecen en este medio.

Los gastos del verano siguiente para depurar y limpiar este agua sucia verían disminuir no solo tu economía doméstica, sino que también sería un derroche innecesario, ¿por qué malgastar tantos litros de agua si puedes conservarla de un año para otro con cubiertas para piscinas?